Home / Artículos / Rosas rojas para San Valentín







Las rosas rojas en San Valentín no tienen rival, son las flores más demandadas. Su color rojo es el color de la pasión por excelencia. Simbolizan el amor romántico, amor puro, amor para toda la vida, amor infinito. Jamás en la historia una flor ha sabido tocar tan profundamente tantos corazones. Su costado sensual exquisito hace vibrar la pasión de cualquier enamorado. Lo saben muy bien las floristerías, que tienen que triplicar sus esfuerzos en los días previos al 14 de Febrero.

 

Si queremos enviar rosas rojas en el día de San Valentín tenemos infinitas posibilidades. Dependiendo de nuestras intenciones (y por supuesto de nuestro bolsillo) podemos optar para un ramo de rosas rojas o para un pack compuesto de ramo de rosas con algo más: una caja de bombones, una botella de cava, un peluche, un osito, un corazón, un perfume…
En general tienes que saber que también el numero de rosas rojas que se regala simboliza algo.
Regalar una sola rosa significa “Amor a primera vista” (si acaba de enamorarte) o “Te quiero como el primer día” (si ya tiene una relación larga con tu amad@).
Regalar dos rosas rojas significa “amor conjunto”. El afecto y el amor correspondido.
Seis rosas simbolizan una gran pasión y es el regalo perfecto para demostrar que el amor no es pasajero.
Nueve rosas significan “Amor para siempre” mientras que diez rosas significan que crees que tu relación es lo mejor de tu vida.

 


¿Cual es la cantidad clásica que se regala en ocasiones especiales como el día de San Valentín? Pues, doce rosas rojas. Pero, para mostrar amor eterno y condicional, mejor 24 rosas rojas.

 

Ahora bien, si te regalan unas rosas rojas, es importante tener unos cuidados mínimos para poderlas conservar lo máximo posible. Antes de todo tienes que saber que, como las frutas y las verduras, las rosas se conservan mejor en ambientes más frescos. En segundo lugar es fundamental mantener las rosas en agua (si no lo están aunque sea por unos momentos las rosas sufrirán por ello).
Para ayudar las rosas a absorber el agua más fácilmente se puede podarlas (se recorta el tallo) cada par de días. Otra cosas fundamental es el florero que usemos: tiene que estar limpio como los chorros del oro. Si simplemente lo enjuagas entre uso y uso te arriesgas a que se acumulen hongos y bacterias (muy perjudiciales para las rosas frescas). El agua se debe cambiar cada par de días.
Un consejo importante: no deje las rosas (y las flores en general) cerca de cualquier fruta porque esta libera un gas natural que facilita la marchitez de las flores.

 

En periodo de San Valentín, las rosas rojas suelen tener un precio muy atractivo. Podemos comprarlas en floristerias online o en nuestra florería de confianza.

 

 

También existen rosas rojas artificiales, pero, claro está, sin su fragancia original. Las rosas rojas artificiales se usan para decorar ambientes, locales… no se aconseja regalar rosas artificiales, ni muchos menos para el día de San Valentín.


Expresa tu opinión sobre el artículo "Rosas rojas para San Valentín" con un voto: 















 
Regalarflores.net